HABILIDADES COMUNICATIVAS

HABILIDADES COMUNICATIVAS

El pasado 27 de marzo Luis Alberto Cuenca estuvo de nuevo en Emocionado compartiendo con nosotros su sabiduría sobre la comunicación, algo tan importante en nuestras vidas y que muchas veces no le prestamos la adecuada atención.

Las habilidades de comunicación llegan  a lo personal, a modo de embudo. Estamos asistiendo a una pérdida de la comunicación con el uso del móvil, ¿Y si dedicamos ese tiempo que gastamos comunicándonos con el móvil  a conectar con la gente?

Luis Alberto nos habló de  la importancia que ha tenido la comunicación a través de la historia y cómo las piedras también nos han comunicado. Con ejemplos nos transmitió como los humanos necesitamos la comunicación y el contacto para vivir. Actualmente  las redes sociales están teniendo un gran impacto, y con ellas el tacto, el primer sentido en desarrollarse y el último en acabar, puede quedar relegado a un tercer plano, sobre todo en la edad adulta que es cuando más se necesita, no dejemos de darnos abrazos, nos decía Luis Alberto.

“Dar un abrazo, es recoger el corazón con latidos del otro”.

Descubrimos en esta jornada cómo los medios de comunicación, el marketing, los colores, son grandes comunicadores y nos  influyen en nuestra forma de pensar y en las emociones. Escuchamos  algunos consejos para una mejor comunicación:

Son necesarias 4 palabras mágicas en la comunicación: muchas gracias y por favor ¿Las usamos?  Sé comprensivo si quieres que lo sean contigo. El ejemplo enseña, cuando nos encontramos dificultades al comunicarnos, es mejor utilizar la escucha activa con una sonrisa y no comunicar de golpe, hacerlo paso a paso. Romper el hábito de hablar de nuestros problemas y cambiarlo por hablar de nuestras alegrías. Mejor compartir que competir.

No hay situación que no pueda ser transformadora, debemos intentar dar la vuelta a las dificultades en la comunicación,  la envidia, la rivalidad, los celos, el resentimiento, la visión diferente, la deslealtad, lo que nos irrita son oportunidades de mejora, pueden servir como un medio de comunicación. ¿Qué preferimos culpar a los demás o aprender de los demás?

En el último tercio de la vida lamentamos: los lugares que no hemos visitado, riesgos que no hemos vivido, conocidos que hemos descuidado, las cosas que no hemos hecho o las que hemos dejado de hacer con nuestros seres queridos, en la comunicación, lo mejor es repartir amor.

Luis Alberto Cuenca nos dejaba un gran mensaje “Todos morimos, pero solo unos pocos viven gracias a los demás, al poder de comunicarse”  y una gran frase de la película Braveheart:

“Todos los hombres mueren, pero no todos los hombres viven realmente”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Arriba

Emocionado - Últimos eventos

Cargando…